Qué necesito para ser auxiliar técnico veterinario


Qué necesito para ser auxiliar técnico veterinario

Si tu sueño siempre ha sido trabajar en contacto directo con animales, debes saber que uno de los puestos profesionales más importantes y demandados en las clínicas veterinarias es el de auxiliar. Por ello, el asistente técnico veterinario (ATV) es la persona de mayor confianza del veterinario titular y se encarga de un gran número de las tareas de cuidado de las mascotas. En la siguiente información te contamos todo lo que necesitas saber para ser auxiliar técnico veterinario.

Funciones de un auxiliar técnico veterinario

El auxiliar técnico veterinario es el encargado de echar una mano al profesional veterinario. Sus competencias son muy variadas y abundantes, entre las que se incluyen las siguientes: participar activamente en la rehabilitación de los animales, realizar diagnósticos, velar por la higiene de los mismos, así como por su nutrición y el cuidado de las mascotas ingresadas, gestionar y administrar la clínica, y también atender, en primera persona, a todos los clientes que acuden a las instalaciones del centro.

Se trata de un perfil técnico especializado que realiza labores de apoyo y asistencia al veterinario, pero que también lleva a cabo algunos procedimientos de forma autónoma y ayuda en la organización diaria de la clínica. Además, como hemos comentado anteriormente, atiende a las familias de las mascotas, por lo que adquiere un importante papel como nexo de unión entre el veterinario y el cliente.

Las tareas de asistencia del ATV se inician en la propia consulta: prepara a los animales para la aplicación de los alimentos y las extracciones de sangre, toma sus constantes vitales y realiza los cuidados básicos, entre los que se encuentran, por ejemplo, la cura y desinfección de heridas o la limpieza de oídos. Además, del mismo modo, también puede encargarse de actualizar cualquier dato concreto del historial de la mascota siguiendo las indicaciones marcadas por el veterinario.

Gracias a sus conocimientos técnicos, también está capacitado para preparar correctamente al animal a la hora de realizar el procedimiento de radiografía, ecografía y electrocardiograma. Por tanto, ayuda al veterinario en todos estos procesos. Sin embargo, es este último el que tiene la última palabra y se encarga del diagnóstico y de hacer todas las pruebas, más allá de la propia preparación.

Por otro lado, si decides ser auxiliar técnico veterinario en un laboratorio, te encargarás de preparar los análisis coprológicos y hematológicos, entre otros. Además, también tendrás un papel destacado en el quirófano, encargándote de la preparación prequirúrgica del animal y asistiendo en todo lo necesario durante las diferentes intervenciones. Una vez concluida la operación, esta labor continúa con el seguimiento detallado del paciente y todos aquellos cuidados que pueda precisar.

Título

Una vez realices el curso que te acredite para ser auxiliar técnico veterinario, aprenderás sobre los orígenes geográficos de perros y gatos, así como gran cantidad de información sobre su adecuada nutrición y comportamiento, su ciclo sexual, el desarrollo de sus cachorros, su anatomía y su fisiología. Tanto si se trata de un perro labrador como un doberman o un chihuahua.

Al terminar este curso, obtendrás los conocimientos necesarios sobre el funcionamiento y el día a día de una clínica veterinaria. Sabrás cómo actuar ante urgencias y aplicar los primeros auxilios a las mascotas, así como aportar apoyo al veterinario titular.

En definitiva, el papel del auxiliar técnico veterinario es básico en este tipo de clínicas. Con tu trabajo contribuirás a rentabilizar el tiempo y a mejorar la calidad del servicio y el trato con el animal. Por todos estos motivos, ser auxiliar técnico veterinario se ha convertido, en los últimos años, en una figura muy demandada y con gran cantidad de salidas laborales.

Qué necesito para ser auxiliar técnico veterinario 2

Curso auxiliar veterinaria: cualidades

En primer lugar, lo más importante es disponer de vocación para ayudar a los animales, aunque también es esencial contar con la motivación, el entusiasmo y la empatía para realizar este tipo de tareas profesionales.

Otra cualidad a destacar es saber trabajar en equipo, debido a que tendrás que desempeñar todas las funciones en estrecha colaboración, mano a mano, con el veterinario.

Centros docentes

Por regla general, los cursos de formación para ser auxiliar técnico veterinario incluyen una formación teórica y una formación práctica en centros asociados.

Lo más habitual es que las clases presenciales teóricas tengan una duración de entre 200 y 600 horas lectivas, dependiendo del plan de estudios, mientras que las prácticas reales pueden ir desde las 100 hasta las 300 horas mediante el establecimiento de convenios.

Prácticamente, en casi todos los centros se ofrece una gran flexibilidad en el modo de pago, exactamente, desde el momento en que se formaliz la matrícula, así como importantes descuentos a tener en cuenta para los estudiantes en situación de desempleo.

Cuánto gana un Auxiliar técnico veterinario

El salario varía en función de diversos factores como, por ejemplo, la clínica en la que vayas a trabajar, las funciones que te toque desempeñar, la localidad en la que esté ubicado el trabajo o el nivel de experiencia.

Sin embargo, según recogen varias páginas web del sector, el salario medio bruto de un auxiliar técnico veterinario es de 1.583 euros.

Además, se trata de una disciplina con múltiples salidas laborales, debido a que te acredita para trabajar en una clínica u hospital veterinario, residencias caninas, centros de acogida, protectoras, zoos y laboratorios.

De este modo, para ser auxiliar técnico veterinario no es necesario tener una titulación previa en el área veterinaria. Tan solo tienes que ser mayor de 16 años y haber superado, mediante su correspondiente acreditación, la educación obligatoria (ESO, EGB, graduado escolar).

Riesgos laborales existentes en veterinaria

Si te estás planteando estudiar un curso de veterinaria con el objetivo de entrar a formar parte de esta rama sanitaria, debes tener en cuenta algunos datos concretos que afectan directamente a este tipo de profesionales.

Al igual que los médicos, los profesionales veterinarios tienen que estar totalmente preparados para enfrentarse al control de enfermedades y situaciones extraordinarias como, por ejemplo, accidentes, intervenciones e incluso, el fallecimiento de los pacientes que, en este caso, serán los animales.

Además, a la hora de ser auxiliar técnico veterinario debes tomar ciertas precauciones, tanto en el material quirúrgico que se emplea, como en las muestras que se extraen del cuerpo de los animales enfermos. Por este motivo, es muy importante que te decantes y elijas bien un curso que te prepare correctamente como futuro trabajador, con todas las capacidades necesarias para que te puedas desenvolver en una clínica veterinaria sin correr ningún tipo de riesgo de contagio.

¿Dónde estudiar auxiliar de veterinaria homologado?

En la actualidad, no existe una titulación homologada para ser auxiliar técnico veterinario en España, salvo la titulación oficial que autoriza para el ejercicio como médico veterinario. Es por esto que, si quieres formarte para trabajar como auxiliar veterinario, debes optar por la vía de realizar una formación privada especializada.

Como hemos detallado con anterioridad, existen varios cursos en los que poder formarse en este sector. Si quieres dedicarte a esta profesión tan vocacional, y aprender todos los conceptos necesarios para su correcto desarrollo, una de las mejores opciones es que realices un curso de auxiliar técnico veterinario con prácticas.

Con esta formación aprenderás a conocer las distintas áreas de una clínica veterinaria, estudiar los medios y herramientas necesarias, conocer la anatomía canina, diferenciar entre las diferentes razas, profundizar en las diversas patologías, estudiar todo sobre el aparato digestivo de los mamíferos, en especial, perros y gatos y saber la legislación básica en el sector.

Curso auxiliar técnico veterinario: Hospital Veterinario Mediterráneo

Este curso para ser auxiliar técnico veterinario, impartido por el Hospital Veterinario Mediterráneo, es uno de los más completos que existen en la actualidad en España.

Tiene una duración de 6 meses y un total de 660 horas lectivas, además de 300 horas de prácticas en las instalaciones del hospital con seguro de accidente privado. La nueva promoción, con un número limitado de plazas (20 en total), dará comienzo en septiembre de 2019.

La formación está impartida por profesores veterinarios cualificados, con una experiencia mínima de 10 años y un perfecto dominio de los conocimientos que se les ha asignado a cada módulo. En cuanto a la financiación del curso, puede dividirse en pagos hasta durante 12 meses. Con la matrícula se hace entrega del kit del alumno, compuesto por un cuaderno, una mochila y un pijama.

Entre sus salidas profesionales, acredita para ser auxiliar técnico veterinario en consultorios, clínicas y hospitales veterinarios, facultades y centros de investigación animal, centros de recogida, alojamiento o protección animal, fundaciones animales, residencias de animales de compañía y núcleos zoológicos.

Qué necesito para ser auxiliar técnico veterinario 3

Curso UNED Auxiliar veterinaria

En este caso, cuando finalices el curso de auxiliar técnico veterinario impartido por la UNED, obtendrás un diploma acreditativo de Asistencia a la atención clínica en centros veterinarios, que cumple con los requisitos del programa marcado, tanto en duración, como en contenido, establecidos en el Real decreto regulador del certificado de profesionalidad. Además, incluye una segunda parte opcional constituida por 200 horas de prácticas profesionales a realizar en centro veterinarios gestionados directamente por CSEM Formación.

Si decides realizar las prácticas, estas serán evaluables y se certificarán por parte de la empresa. Como normal general, tendrán que realizar dentro del periodo del curso académico perteneciente a la convocatoria en la que el alumno está matriculado. Por tanto, cuentas con seis meses desde la finalización de la parte teórica. Además, respecto a los horarios de realización de las prácticas, se marcarán en función a las características de las mismas y la disponibilidad de la entidad colaboradora. En todo caso, la realización de las prácticas para ser auxiliar técnico veterinario será siempre compatible con la propia actividad académica.

En la Fundación UNED, el convenio de colaboración de prácticas se realiza en el municipio del alumno y se establece, obligatoriamente, un seguro de accidentes y un seguro de responsabilidad civil. Los gastos de gestión de todos estos trámites son de 95 euros y se abonan cuando finalices todo el temario existente en la parte teórica. En este sentido, tienes que tener claro que la titulación teórica es independiente de la realización de las prácticas profesionales que, como hemos comentado anteriormente en esta información, son opcionales.

Diferencias entre ayudante técnico veterinario y auxiliar de clínica

Posiblemente, alguna vez te hayas formulado alguna de estas dos preguntas, sobre todo, si estás pensando en ser auxiliar técnico veterinario: ¿en qué se diferencia un ayudante técnico veterinario de un auxiliar de clínica veterinaria? ¿Qué tareas realiza cada uno de ellos? Estas dos figuras profesionales se confunden, por presentar ciertas similitudes, en muchas ocasiones, pero dentro de una clínica veterinaria tienen funciones distintas.

El ayudante o auxiliar técnico veterinario (ATV) trabaja siempre bajo los directrices marcadas por el veterinario. Sus funciones son muy parecidas a las de un enfermero o enfermera dentro de un hospital, pudiendo realizar ciertos procedimientos y pruebas de forma autónoma, aunque sin ofrecer diagnósticos.

En este sentido, las funciones del ATV precisan de una mayor formación y cualificación que las de un auxiliar de veterinaria, que apoya al veterinario en las visitas rutinarias, procesos quirúrgicos y ofrece atención personalizada a las familias de las mascotas en la clínica, entre otras tareas.

¿Un auxiliar de veterinaria puede poner vacunas?

En principio, hay que tener en cuenta que la vacunación es un acto clínico de gran importancia para la salud de las mascotas y únicamente un veterinario puede valorar su estado sanitario, la edad idónea, una correcta desparasitación y otras circunstancias necesarias para alcanzar una buena inmunidad.

Sin embargo, el auxiliar técnico veterinario sí está capacitado para la administración de vacunas o la extracción de sangre, así como para la limpieza de los oídos del animal y la asistencia al veterinario en todos los procedimientos que se llevan a cabo de forma rutinaria.

En consonancia, un ATV, entre otras muchas tareas, también puede administrar la alimentación por vía intravenosa, en caso de que el animal no pueda hacerlo por sí mismo, conocer los primeros auxilios para curar heridas, aplicar un tratamiento de urgencia y conocer todos los pasos a seguir para realizar fotografías y ecografías.

Si quieres leer más noticias como Qué necesito para ser auxiliar técnico veterinario, te recomendamos que entres en la categoría de Trabajadores.


WhatsApp QuéNecesitoPara

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp