Cómo elegir a un perro en una perrera para adoptar

Cómo elegir a un perro en una perrera para adoptar
NOTICIA de Jessica Pascual
16.06.2021 - 09:54h    Actualizado 16.06.2021 - 10:09h

Si has tomado la decisión de adoptar a una mascota, acabas de cambiarle la vida a un peludito de cuatro patas y te lo agradecerá cada día que paséis juntos. Aunque si estás algo perdido porque no sabes lo que debes tener en cuenta para elegir a un perro en una perrera, te damos las claves para que adoptes el mejor para ti.

Antes de adoptar

Adoptar a un animal de la perrera es una acción que en muchas ocasiones le salva la vida, pero no hay que hacerlo a la ligera. Elegir una mascota para incluirla como un miembro más de la familia implica una serie de responsabilidades que tienes que ser capaz de asumir.

El objetivo de sacar a un animal de la perrera es que tenga una nueva vida feliz y llena de cariño. Así que antes de adoptar plantéate si vas a poder dedicarle todo el tiempo y cuidados que necesita.

Piensa que para que el animal pueda vivir feliz y tener una buena calidad de vida tiene que salir una media de tres veces al día. Aunque la duración y cantidad de los paseos pueden variar en función de la energía que tenga el animal o de si se trata de un cachorro o un adulto.

Además, para poder adoptar hay que ajustarse a una serie de condiciones. Así que antes de nada te recomendamos que visites esta información donde te explicamos cuáles son los requisitos para adoptar a un perro o a un gato.

Qué debo tener en cuenta para elegir un perro

Cuando entres en la perrera, te van a sobrepasar las dudas. Vas a ver a todos los perros de tu alrededor y no vas a saber cuál elegir. Es normal. No debes guiarte por el aspecto, por la forma en la que te miran o por lo triste que te parezcan. Para darle la mejor vida a tu nueva mascota tienes que elegirla teniendo en cuenta tu estilo de vida.

Edad del perro

Lo primero que tienes que decidir es si quieres un cachorro o un adulto. Para tomar esta primera decisión debes tener en cuenta que un cachorro necesita más atención porque vas a tener que adiestrarle. Puede que tenga alguna mala costumbre y muerda objetos de casa, te rompa algún cojín o no sepa avisarte de cuando tiene que hacer sus necesidades. Los cachorros suelen ser más juguetones, pero necesitan mucha más atención y muchos más cuidados que un adulto porque son más nerviosos y tienen más energía.

Por el contrario, los perros adultos suelen ser más tranquilos, aunque depende de la raza. En caso de decidir adoptar a un perro adulto debes tener en cuenta que ha podido tener una vida anterior complicada. Si es así, puede que el perro tenga miedos, actitud defensiva o comportamientos más difíciles de tratar en función a su experiencia.

En definitiva, cada perro va a tener unas necesidades concretas en cada etapa de su vida. Cada uno necesita unos cuidados específicos que hay que tener en cuenta antes de adoptarlo.

Tamaño

¿Grande o pequeño? El tamaño del perro debe ser proporcional al espacio en el que vives. Lo ideal es que un perro grande viva en una casa amplia con jardín para que pueda pasearse y descansar por las diferentes zonas de la casa y no se aburra.

Hay razas como los Yorkshire terrier que pueden vivir en un piso sin echar en falta espacio porque son pequeños y para ellos es suficiente. Pero no sucede lo mismo con un Pastor alemán o un Husky siberiano.

También tienes que tener en cuenta que a mayor tamaño, más cantidad de comida necesita, lo que repercute directamente en tu bolsillo.

Tipo de pelo

Es importante tener presente el tipo de pelo que tiene el animal. Puede que a priori no te parezca un punto importante, pero sí lo es. El tipo de pelo y lo largo que lo tenga un perro va a determinar la cantidad de veces que vas a tener que cepillarle y bañarle. Y esto depende directamente del estilo de vida que lleves, de si tienes tiempo para cubrir estas necesidades o no.

A los perros con pelo largo hay que cepillarles cada dos por tres porque se les generan un montón de nudos por todo el cuerpo. Además de este cepillado semanal, estos perros necesitan una higiene constante para que no se acumule suciedad en la melena. Y si el color del pelo es blanco o clarito, todavía más porque cada vez que salgáis al parque el perro volverá teñido de marrón.

Por el contrario, un perro de pelo corto necesita menos atención en este sentido. No se ensucian tanto y no requieren de tanto cepillado porque no se les enreda el pelo. Esto no quiere decir que no haya que cepillarles, pero no hay que hacerlo tantas veces como con los que tienen el pelo largo.

Nivel de energía

Antes de decidirte por un perro tienes que tener en cuenta su nivel de energía. Puede que no lo supieras, pero hay razas que necesitan desgastar mucha más energía porque son más nerviosos.

Para saber a qué perro vas a poder ofrecerle una mejor calidad de vida tienes que elegir uno que sea acorde a tu nivel de vida. Si pasas mucho tiempo fuera de casa, no adoptes a un perro muy nervioso.

Si decides adoptar a un perro de raza potencialmente peligrosa, tendrás que dedicarle mucho más tiempo porque si el perro no desgasta toda la energía que tiene puede canalizarla de forma negativa en un mal comportamiento, agresividad y en romper cosas.

A modo de resumen, el nivel de energía del perro tiene que ser proporcional a la cantidad de tiempo que puedas dedicarle en el día a día. No sólo para sacarle a pasear, sino también para jugar con él y que se canse.

Perro de raza

Si quieres un perro de raza, la búsqueda va a ser más complicada. En la perrera no suelen tener razas puras de perro, es más común encontrar animales mestizos.

Por el contrario, sí es más habitual encontrarse alguna raza de perro potencialmente peligroso (PPP). En este caso, además de tener en cuenta todos los aspectos que te hemos detallado, sobre todo el tema del nivel de energía, te recomendamos que saques un seguro para perros que os proteja a vosotros y a los demás.

¿Macho o hembra?

La elección de un macho o una hembra tiene que ver más con las preferencias y gustos de cada uno. Aunque siempre hay que tener presente ciertos aspectos como que las hembras pasan de forma anual la época de celo y suelen ser más tranquilas que los machos. Por el contrario, estos últimos suelen ser más dominantes y territoriales.

¿Y si ya tengo perro en casa?

Si quieres adoptar a un perro, pero ya tienes uno en casa, tienes que prestar atención a algunos detalles para que la convivencia entre ambos sea buena.

Para empezar, lo ideal es que adoptes a un perro de similar tamaño al de tu mascota para que puedan relacionarse y se vean iguales. Y antes de llevarte al nuevo perro a casa es recomendable que los presentes en otro entorno. Puedes llevar a tu perro a la perrera para que se conozcan o presentarlos en un parque para que tu mascota no sienta que un extraño invade su territorio.

Precio

El precio que hay que pagar por adoptar a un perro es una cantidad simbólica para cubrir los gastos del veterinario que le han prestado hasta la adopción. No hay una cantidad fija, sino que depende del perro, la edad y los cuidados que haya necesitado.

Dónde adoptar

La perrera es uno de los sitios más comunes para adoptar a perros sin hogar que han sido abandonados. Aunque también hay otros lugares donde poder hacerlo como protectoras, refugios, casas de acogida o asociaciones.

En el caso de las perreras, te recomendamos que consultes las que hay en tu zona y hagas una visita para ver qué perros hay e informarte de los trámites que tienes que seguir para la adopción.

Si quieres leer más noticias como Cómo elegir a un perro en una perrera para adoptar, te recomendamos que entres en la categoría de Mascotas.


WhatsApp QuéNecesitoPara

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >