Qué necesito para el dolor de cabeza


Qué necesito para el dolor de cabeza

El dolor de cabeza es una de las molestias más desagradables que puedes sufrir. De hecho, en muchas ocasiones te impide continuar tu vida normal. Por ello, la mejor solución es conocer bien los distintos tipos de cefaleas que existen para saber cómo atajarlas y conseguir que cesen.

El dolor de cabeza: sus causas

Si sufres dolor de cabeza diario es normal que te preguntes cuáles son las causas que lo producen. Además, esto ayuda enormemente a poner fin a esta dolencia. En este sentido, existen muchas opciones que lo pueden generar. Entre estos hábitos pueden estar los siguientes:

– Causas generadas por el propio organismo. Las más habituales son forzar la vista, llevar gafas mal graduadas, sufrir sinusitis o incluso determinadas alergias.

– Beber poca agua. Será recomendable tomar entre 1,5 y 2 litros de agua al día para evitar dolores de cabeza.

– Tu entorno. En muchas ocasiones, elementos como el humo, algunos productos químicos, ambientadores o determinados perfumes pueden generar el dolor de cabeza.

– Abuso de analgésicos. Si el dolor de cabeza dura más de 15 días al mes durante tres meses consecutivos, quizás tengas una cefalea crónica.

– Posturas forzadas. Evita encorvarte, aguantar el teléfono con la cabeza, sentarte de modo incorrecto etc.

– Bruxismo. El 10% de los dolores de cabeza vienen derivados por apretar los dientes al dormir.

– Ingerir ciertos alimentos. El chocolate, los embutidos, el café, las bebidas alcohólicas o azucaradas etc. Si reduces su consumo verás como los dolores de cabeza se minimizan.

Si bien estas son las causas más habituales del dolor de cabeza, puede haber otras muchas. Por ello, lo ideal es que si sufres cefaleas constantes o muy fuertes, consultes con tu médico para que te ayude a ponerle fin.

Qué necesito para el dolor de cabeza

Mapa del dolor de cabeza

El dolor de cabeza puede tener lugar en distintas zonas. Así, dependiendo de dónde se sitúe, tendrá unas características, causas e incluso puede que tratamientos. Por ello, conocer los dolores de cabeza según zona resulta fundamental para entender qué nos pasa y resolver nuestro problema.

Dolor de cabeza: frontal

Se concentra en la frente y puede ampliarse hasta los senos maxilares. Acostumbra a ser sordo y crónico, y alcanza sus niveles de máxima intensidad por las mañanas. Para intentar atajarlo, lo más recomendable es revisar la cantidad de azúcares o lácteos que consumes y rebajarlos en la medida de lo posible.

Dolor de cabeza: parte trasera

Nace al final de las vértebras y va subiendo. Esto suele revelar un agotamiento extremo desde hace ya bastante tiempo. Por ello, la mejor recomendación es tomarte un descanso.

Dolor de cabeza: unilateral

En ocasiones tiene lugar en el lado izquierdo y en otras en el derecho. Normalmente los primeros síntomas se dan en los ojos y tienden a ser cefaleas bastante repetitivas. Para conseguir minimizar estos dolores lo más recomendable es analizar nuestra dieta y hábitos de salud.

Dolor de cabeza: vértex

Se da en la parte superior de la cabeza y se convierte, sin duda, en el más frecuente. En la mayoría de las ocasiones, viene derivado de una situación de estrés y superación. Por ello, lo más aconsejable es pararse a descansar y tratar de dejar la mente en blanco. Si aun así persiste, quizás convenga consultar con un especialista.

Dolor de cabeza: tipos

Conocer los tipos de dolores de cabeza peligrosos resulta muy importante. Solo así conseguiremos saber más sobre nuestras dolencias y qué podemos hacer para pararlas.

Dolor de cabeza tensional

Casi el 70% de la población, especialmente las mujeres, sufren este tipo de dolor de cabeza. Está relacionada con el estrés y la ansiedad y viene derivada de un aumento de tensión en los músculos del cuello, el cuero cabelludo y los hombros. Lo más frecuente es que afecte a ambos lados de la cabeza simultáneamente o incluso en la nuca o frente.

Migraña

Sus principales síntomas son las náuseas o vómitos, pinchazos intensos e intermitentes en la cabeza e incluso puede que destellos en tu campo de visión. Además, este tipo de dolor hace que el ruido y la luz se conviertan en elementos completamente insoportables.

En cuanto a sus causas, se deben fundamentalmente a la activación de neuronas de la corteza cerebral. Además, algunos expertos apuntan a que puede que también esté relacionada con la inflamación de los nervios y vasos sanguíneos situados en la cabeza. Para sobrellevarlo, lo ideal es tomar analgésicos que alivien el dolor.

Cefalea trigémino-autonómica

Vienen derivadas de ciertas alteraciones en el nervio y acostumbran a ser una de las cefaleas más dolorosas que existen. Sus síntomas son muy parecidos a los de las migrañas pero en este caso, la intensidad del dolor es mucho mayor. Además, se incluyen síndromes como el llamado “dolor de cabeza en racimos”. Éste afecta a los ojos y las sienes y suele asociarse a otros síntomas como al congestión nasal, la sudoración facial e incluso el lagrimeo.

Cefalea tusígena

Suele darse en aquellas personas que sufren una tos intensa y entre sus síntomas están las náuseas, el vértigo y los trastornos del sueño. Su duración puede ser muy breve o llegar a durar hasta más de una hora.

Qué necesito para el dolor de cabeza

Por esfuerzo físico

El flujo anormal de la sangre puede provocar que ciertas partes del sistema nervioso se resientan. Por ello, si practicas un ejercicio físico muy intenso, puedes sufrir este tipo de cefaleas. Con esto, tu cuerpo te estará avisando de que debes parar y descansar por un tiempo.

Por relación sexual

Este tipo de dolor de cabeza se asocia con la gestión de la atención, los problemas a la hora de relajarse y el esfuerzo físico continuado. Todo esto genera la pérdida del líquido cefalorraquídeo, que provoca una bajada de la tensión intracraneal. Se suele producir en ambos lados de la cabeza y su intensidad aumenta a medida que crece la excitación. Así pues, su punto máximo llega cuando se alcanza el orgasmo.

Por crioestímulo

Éste es el nombre técnico al típico dolor de cabeza derivado por el contacto con algo muy frío. Este contacto puede ser con la parte exterior de la cabeza, inhalado o incluso ingerido. Es muy habitual cuando se toman helados muy fríos, por ejemplo, y el dolor tiende a ser punzante, unilateral y con una duración muy corta.

Cefalea hípnica

Las también llamadas “cefaleas despertador” se dan cuando estás dormido y tienden a despertarte. Normalmente, ocurren en las personas de más de 50 años y comparte algunos síntomas con las migrañas, como las náuseas, por ejemplo.

Cefaleas secundarias

Existen otros tipos de cefaleas derivadas de ciertas afecciones, como trastornos vasculares o lesiones cerebrales. Entre ellas podemos destacar las cefaleas por traumatismo, por trastorno vasculares, por consumo o abstinencia de ciertas substancias, por infección o por trastorno mental. La mayoría pueden requerir un tratamiento más específico, en función de cuál haya sido la causa subyacente que lo provoque.

Tratamientos

El tratamiento a aplicar ante el dolor de cabeza puede variar ligeramente en función del tipo de cefalea que sufras. En todo caso, la gran mayoría de ellos coinciden en la necesidad de descansar, encontrarse en un lugar tranquilo y tomar analgésicos. Además, adoptar ciertos hábitos de vida saludable podrán ayudar a minimizar este tipo de dolencias.

En cualquier caso, si tu dolor persiste lo más recomendable es acudir a un especialista para que pueda ayudarte. Él descubrirá el origen de tu dolor en particular y así podrá distribuirte el tratamiento más adecuado.

Si quieres leer más noticias como Qué necesito para el dolor de cabeza, te recomendamos que entres en la categoría de Consejos y trucos.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

WhatsApp QuéNecesitoPara

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies