Qué necesito para estudiar mejor y más rápido


Qué necesito para estudiar mejor y más rápido

Si te gusta aprender con mayor rapidez, existen algunos trucos científicos que te permiten entender y memorizar conceptos y tareas. En este sentido, cada persona es un mundo y hay infinidad de factores que influyen en la capacidad individual de aprendizaje. Sin embargo, conociendo los métodos más adecuados para estudiar mejor y más rápido, cualquier persona puede optimizar el proceso para que sea más veloz y efectivo.

Formas de estudiar y memorizar: técnicas de estudio

A día de hoy, existen cuatro técnicas destacadas que ayudan a que la memoria y la comprensión trabajen en consonancia, permitiéndote obtener siempre los mejores resultados. Son las siguientes:

Técnica del recuerdo

Se basa en recordar mediante un esfuerzo consciente para recuperar en tu memoria el mayor número posible de información. Cuando estés estudiando, aparta el material y repite su contenido en tu cabeza, con tus propias palabras si es necesario, pero asegurándote de que eres capaz de retenerlo. De este modo, mejorará tu lectura del texto y además, tu comprensión durante una segunda lectura se verá reforzada.

Técnica de la primera letra

Consiste en escribir la primera letra de cada palabra del texto que desees memorizar, formando una línea larga de letras sin conexión. Después, aparta el texto original y lee la línea tratando de recordar el contenido de referencia, guiándote solo por las primeras letras. De esta forma, irás almacenando datos en tu memoria a corto plazo y con la práctica, también se irá fijando en la memoria a largo plazo.

Recuerdo por asociaciones

Este método es muy útil para memorizar listas, nombres y mejorar tu vocabulario. La esencia es definir imágenes absurdas que destaquen y que se fijen en tu memoria. Para ello, cambia los colores, añade movimiento y crea escenas inverosímiles que te resulten lo más divertidas posible. Tras esto, comprobarás que las palabras y los conceptos regresan a tu mente de una manera muy sencilla.

Técnica del estado de ánimo

El estado de ánimo influye directamente a la hora de estudiar mejor y más rápido. Para desarrollar esta técnica, lo más adecuado es que identifiques una situación en la que tu estado anímico fuese óptimo para la lectura. Si antes de comenzar, preparas correctamente el ambiente y te concentras unos minutos con los ojos cerrados, esa imagen tan agradable volverá a tu cabeza. Por el contrario, si te encuentras algo más triste, lo mejor es no forzar la situación y esperar a encontrar un estado emocional más óptimo para estudiar.

Qué necesito para estudiar mejor y más rápido 2

Cómo preparar exámenes en poco tiempo

Si has dejado todo para el último momento y te encuentras agobiado porque el temario te supera, existen dos alternativas: dejarte llevar por el pánico o intentar salvar la situación, evitando que se vuelva a repetir en un futuro próximo. Para este parche, te recomendamos los siguientes pasos:

Orden. Como tienes poco tiempo, necesitas tener todo muy bien organizado, sin caer en el caos. Tienes que dividir bien cada tema y ordenarlos de mayor a menos dificultad. Empieza estudiando lo más complicado y deja lo más fácil para el final, cuando el cansancio haga acto de presencia.

Combina las técnicas de estudio. Lo más recomendable es que optimices tu escaso tiempo con varias lecturas en profundidad, subrayados, resúmenes y esquemas. Además, si puedes abordarlo todo a la vez, puedes mezclas diferentes técnicas como, por ejemplo, hacer una lectura comprensiva y subrayar, o anotar las partes más importantes del temario y realizar preguntas de examen.

Prepara tus propios exámenes. Sin mirar tus apuntes, contesta por escrito y de la mejor manera posible a las preguntas que habías seleccionado como las importantes de cada apartado. Una vez hayas acabado, revisa tu propio examen cotejando las respuestas con el contenido original. Si te has equivocado en algo, incide de nuevo en ello y refuerza esa parte con más dedicación.

No te acostumbres a este esfuerzo. Estas técnicas son válidas para memorizar cuando estás escaso de tiempo, pero no es una buena forma de aprender. Es muy probable que te ayuden a aprobar un examen de forma puntual, aunque olvidarás el temario rápidamente porque los conocimientos no están asentados en tu cerebro.

Trucos para estudiar historia

La historia es una de las asignaturas que más quebraderos de cabeza origina a muchos estudiantes. Sin embargo, la profundización en este temario resulta esencial para aportar contexto a la realidad en la que vivimos, explicando muchos de los acontecimientos actuales. En este sentido, te mostramos algunos para estudiar mejor y más rápido el temario de historia:

Conecta y desarrolla ideas. Esta asignatura se basa en la sucesión de hecho, por lo que el orden es fundamental. Lo más recomendable es desarrollar líneas temporales en forma de infografías, resumiendo mediante conexión entre hechos. Todos los acontecimientos tienen que seguir un orden lógico que te ayude a comprenderlos y memorizarlos correctamente.

Retención de datos clave. Muchas pruebas de historia incluyen preguntas específicas sobre fechas y nombres clave de cada periodo. De este modo, su memorización debe formar parte de tu proceso al estudiar historia. Elaborar fichas con estos datos concisos puede convertirse en una gran alternativa.

Referencias cinematográficas. Existe un gran número de películas que cuentan hechos y pasajes de un gran rigor histórico. A través de ellas, puedes aprender a la vez que disfrutas de un rato de ocio. Ten cuidado porque, si eliges esta técnica, tienes que asegurarte de que la película es totalmente fiel a los hechos históricos y no incorpora parte de ficción.

Pon a prueba tus conocimientos. En esta asignatura es obvio que hay que memorizar gran cantidad de información, por lo tanto, lo más recomendable es que te enfrentes al propio examen. Las pruebas tipo test son una forma sencilla y eficaz de comprobar si has memorizado detalles concretos. Puedes pedir a otros compañeros que creen preguntas y tú redactar las tuyas propias para, posteriormente, intercambiarlas. De este modo, podéis aprender entre todos a la vez que os retáis.

Herramientas disponibles en Internet. Por último, existen diferentes plataformas gratuitas en la red que te ayudan a crear recursos de estudio como, por ejemplo, mapas mentales, fichas, apuntes interactivos y tests para que puedas llegar lo mejor preparado posible al día en el que tengas que mostrar todos los conocimientos adquiridos ante el papel.

Si quieres leer más noticias como Qué necesito para estudiar mejor y más rápido, te recomendamos que entres en la categoría de Consejos y trucos.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

WhatsApp QuéNecesitoPara

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies