Qué necesito para hacer una declaración responsable


Qué necesito para hacer una declaración responsable

Si estás pensando poner en marcha un negocio pero no quieres esperar los largos plazos burocráticos de concesión de licencias, en este artículo te damos la solución. En algunos casos concretos el Estado nos permite presentar un documento que se llama declaración responsable, a través del que se agilizan los trámites y nos permite poner en marcha nuestro modelo de negocio sin necesidad de esperar la concesión de una licencia de apertura. ¿Te interesa? En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para hacer una declaración responsable.

¿Qué es una declaración responsable?

Es una ley de 1992 la que define el concepto de declaración responsable como «aquel documento firmado por el interesado en el que manifiesta, bajo su íntegra responsabilidad, el cumplimiento de los requisitos que establece la normativa vigente para acceder al reconocimiento de un derecho o facultad para su ejercicio. En este documento declara que posee la documentación y su compromiso de mantener el cumplimiento durante el periodo de tiempo inherente al reconocimiento o ejercicio».

En términos coloquiales, una declaración responsable o también conocida como licencia exprés, es un documento que presenta la persona interesada en comenzar un negocio para desarrollar una determinada actividad donde se responsabiliza del cumplimiento de la normativa legal vigente en ese momento. A través de esta declaración el interesado declara que posee todos los documentos necesarios para la puesta en marcha de su proyecto y su compromiso de mantener el cumplimiento de la legalidad durante el periodo que mantenga activo el proyecto.

¿Para qué sirve?

La declaración responsable es el documento que sirve para poner en marcha nuestro negocio sin necesidad de esperar a que la administración competente nos otorgue una licencia de apertura cuyos plazos son mucho más largos. Dos cuestiones muy importantes que debemos considerar a la hora de realizar este trámite son:

En primer lugar tenemos que saber que la presentación de una declaración responsable no implica la concesión de ninguna licencia.

Por otra parte, una vez entregamos esta declaración, el propietario se convierte en el responsable último de cualquier ilegalidad o incumplimiento que se produzca en ese proyecto.

Modelo de declaración responsable

No hay un modelo estándar de declaración responsable puesto que podemos presentar declaraciones responsables para diferentes ámbitos. Por tanto si queremos presentar una declaración responsable de un sector en concreto tenemos que buscar el modelo específico para ese sector.

¿Cómo buscarlos? Las administraciones públicas son las encargadas de publicar de forma permanente y actualizada los modelos de declaración responsables así como los de comunicación previa.

No confundir con la comunicación previa

Aunque son documentos muy parecidos, no son la misma cosa. La comunicación previa es un documento que presenta una persona que quiere poner en marcha un negocio y en el que se detallan los datos de identidad y todos los requisitos necesarios para llevar a cabo una determinada actividad.

Mientras que la declaración responsable el interesado asume la responsabilidad íntegra de cumplir todos los requisitos y legalidades, la comunicación previa es un documento a través del que el interesado presenta documentos de identidad y requisitos para poder poner en marcha una determinada actividad.

Las administraciones pueden servirse de cualquiera de los dos documentos, pero no puede llevar a cabo los dos en el mismo procedimiento.

¿Qué documentos necesito para hacer una declaración responsable?

No existe un listado general que especifique una serie de documentos a presentar a la hora de hacer una declaración responsable, si no que dependen de cada caso particular y de la zona donde se presente. Los documentos imprescindibles en cada caso podemos consultarlos en el Ayuntamiento o al técnico que nos va a hacer la declaración.

Lo que sí podemos confirmar son los tres grandes datos que deben incluirse en una declaración responsable:

1. Los datos de identificación de la persona que va a montar el negocio. En su defecto se pueden poner los datos del representante del futuro propietario.

2. Los datos del propio negocio. Su ubicación, la descripción detallada de la actividad que va a realizarse, las posibles modificaciones que requiera el local para ajustarse a la normativa y la referencia catastral del local.

3. El documento debe estar firmado por el futuro propietario o por el representante. Con esta firma la persona asume la responsabilidad total de que el negocio que va a poner en marcha cumple todos los requisitos necesarios para desarrollarlo además de ajustarse a la normativa legal.

Sanciones por falsedad

Hay que tener en cuenta que al ser un documento elaborado por un ciudadano se pueden cometer falsedades. Pero cuidado con caer en este tipo de errores. A través de este documento el ciudadano asume una responsabilidad y en caso de falsear cualquier dato, la consecuencia directa es el cierre del negocio además de la consecuente multa o sanción, que oscila entre los 300 euros para aquellas que se consideran leves hasta las multas de 600.000 euros además del cierre del local durante un periodo de 3 años para las infracciones muy graves.

¿Quién puede realizar una declaración responsable?

Toda persona que quiera llevar a cabo un negocio o proyecto concreto puede presentar una declaración responsable siempre y cuando tenga junto a él los profesionales requeridos en las materias específicas. Nos referimos a aquellas personas que tienen los conocimientos para supervisar el local y asegurarse que cumple todo los requisitos que figuran en la normativa: Sobre todo arquitectos e ingenieros.

Ventajas de la declaración responsable

Sabemos que la realización de trámites burocráticos y solicitud de licencias implican plazos en ocasiones eternos. Por eso la gran ventaja de hacer una declaración responsable es que según entreguemos la documentación en el Ayuntamiento, estamos capacitados para poder ejercer la actividad sin necesidad de obtener una respuesta a los documentos entregados.

Aunque esto no quiere decir que no vayan a supervisar nuestro negocio. El Ayuntamiento realizará una inspección más adelante cuando el negocio ya esté funcionando.

Si lo expuesto en la declaración se incumple en la práctica de la actividad del negocio, es en el momento de la inspección cuando sufriremos las consecuencias: sanciones económicas y cierre del local.

¿En qué casos es obligatoria la licencia?

Es muy importante que sepamos diferenciar cuáles son los trámites que requieren de forma obligatoria la obtención de una licencia previa de aquellos que no. Para asegurarnos antes de comenzar cualquier proyecto tenemos que consultar a la administración qué tipo de trámite requiere la idea que queremos poner en marcha. En caso de necesitar una licencia los plazos en el tiempo se alargarán de forma notoria mientras que si sólo nos hace falta una declaración responsable podremos poner en marcha el negocio de una forma mucho más temprana.

¿Cuál es el marco legal?

Es la ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y determinados servicios la encargada de regular las declaraciones responsables para simplificar los trámites en determinadas ocasiones. En su artículo primero remarcan que el objeto de esta ley es impulsar la actividad comercial con carácter minorista y de algunos servicios concretos a través de la simplificación de procedimientos al eliminar cargas administrativas. En concreto se suprimen las licencias de ámbito municipal relacionadas con los locales comerciales, las instalaciones y algunas obras previas.

Esta ley contempla la realización de estos servicios en cualquier establecimiento que se encuentre localizado en territorio nacional y cuya superficie de exposición y venta al público no sea mayor a 300 metros cuadrados. No se incluyen las actividades que impacten en el patrimonio histórico y artístico o en el uso privativo de bienes de dominio público.

Por tanto según la ley no se exige licencia para los siguientes casos concretos:

1. Para el inicio y desarrollo de las actividades mencionadas.

2. Para los cambios de titularidad de actividades comerciales y de servicios.

3. Para la realización de obras ligadas al acondicionamiento de locales para realizar una actividad comercial si no requiere la redacción de un proyecto de obra de conformidad.

4. Para las obras de edificación que fuesen precisas según el ordenamiento vigente.

Por tanto en estos casos en los que no se exige licencia previa se pueden realizar declaraciones responsables o comunicaciones previas según lo establecido en el artículo 71.bis de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. En esta ley se define el concepto de declaración responsable recogida en apartados anteriores y el de comunicación previa. Estos dos documentos permiten de una forma genérica, el reconocimiento o el ejercicio de un derecho, así como el inicio de una actividad desde el día de su entrega.

Si quieres leer más noticias como Qué necesito para hacer una declaración responsable, te recomendamos que entres en la categoría de Emprendedores.


WhatsApp QuéNecesitoPara

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp