Cómo se pide la solicitud de pensión no contributiva

Cómo pedir una pensión no contributiva
NOTICIA de Javi Navarro
25.11.2020 - 14:38h    Actualizado 07.01.2021 - 11:15h

Si cotizamos un mínimo de años a la Seguridad Social, llegado el momento tendremos acceso a una pensión contributiva o jubilación. Sin embargo, en caso de que no lo hayamos conseguido, ¿qué pasará? La respuesta a esta pregunta puede variar en función del caso. De todos modos, la mayoría de las veces podrás solicitar una pensión no contributiva. A continuación te contamos en qué casos y cómo podrás hacerlo.

¿Qué es?

Cuando llega tu edad de jubilación y no has podido cotizar los años mínimos exigidos para recibir una paga contributiva, tendrás a tu disposición otras opciones. Éstas van dirigidas a aquellas personas que no hayan podido cumplir el requisito anteriormente mencionado y se encuentren en situación de necesidad o que tengan alguna invalidez. Se les conoce por el nombre de “pensión no contributiva” (PNC) y además, dan la oportunidad a los beneficiarios de disfrutar de una asistencia médica y farmacéutica gratuita.

Requisitos

Dependiendo del caso en concreto, los requisitos para acceder a la pensión no contributiva pueden variar. Por este motivo, conviene diferenciar entre los dos tipos de beneficiarios posibles.

Por invalidez

En caso de tener alguna invalidez, los requisitos para solicitar pensión no contributiva son los siguientes:

1. Haber vivido en España durante, al menos, cinco años. Además, de esos, dos han tenido que ser los inmediatamente anteriores al momento en el que se realiza la solicitud.

2. Tener entre 18 y 65 años.

3. Contar con un certificado de discapacidad de un 65% como mínimo.

4. Cobrar menos de 5.538,40 euros al año. Conviene mencionar que este importe puede variar en función del año. En este caso, la cifra anteriormente citada hace referencia al ejercicio del 2020.

5. Ser español o tener residencia legal en el país.

Además de estos requisitos, es importante tener en cuenta que la pensión no contributiva por invalidez es compatible con el ejercicio de una actividad laboral que genere ingresos. Eso sí, solo lo será durante cuatro años como máximo. Además, el dinero percibido de la pensión será menor en caso de que los ingresos del ejercicio laboral y la pensión superen los 11.632,63€ al año. De hecho, la paga se reducirá para asegurar que no se perciba más de la cantidad anteriormente mencionada.

Qué necesito para tener una pensión no contributiva

Por jubilación

En caso de estar jubilado, los requisitos para recibir una pensión no contributiva son los siguientes:

1. Ser mayor de 65 años.

2. Haber vivido en España al menos diez años entre los 16 y los 65. Además, dos de ellos deberán ser consecutivos e inmediatamente anteriores al momento de realizar la solicitud de la prestación.

3. No cobrar más de 5.538,40 euros al año. Al igual que en el caso de la invalidez, esta cifra se actualiza con los años.

Cuantía

La cuantía de la pensión no contributiva variará enormemente en función de cada caso. Así, éstas se establecerán en función de las rentas personales de cada beneficiario, así como de su unidad económica de convivencia. Es decir, en principio será diferente si la familia del beneficiario tiene más ingresos que si no tiene ninguno.

En cualquier caso, conviene señalar que la cuantía mínima nunca será inferior a los 1.384,60€ al año, o lo que es lo mismo, 98,90€ al mes. Por su parte, la cifra máxima nunca superará los 55.538,40 €, es decir, 395,60€ al mes. En todo caso, estas cuantías son anuales, por lo que varían con el paso del tiempo.

Por otra parte, es importante tener en cuenta otras dos cuestiones que interfieren en la cantidad final asignada:

– Aquellos pensionistas que tengan una discapacidad de más de un 75% y acrediten la necesidad de concurso de otra persona, podrán llegar a recibir un complemento adicional. Éste será del 50% de los 5.538,40€ anuales, es decir, 2.769,20€ al año.

– También hay que tener en cuenta que la cuantía final de la prestación variará en caso de que en la misma unidad de convivencia haya otro beneficiario de pensión no contributiva.

Qué es una PNC

Solicitud

Las pensiones no contributivas son gestionadas por las Comunidades Autónomas. Además, éstas tienen transferidas sus funciones al Instituto de Mayores y Servicios Sociales. Por tanto, si quieres realizar una solicitud tendrás que presentarla en las oficinas de los Servicios Sociales de tu comunidad, del Imserso o de cualquier otra entidad de la Seguridad Social. En caso de que vivas en Ceuta o Melilla, tendrás que acudir directamente al Imserso.

Una vez en estas oficinas se te facilitará el formulario pensión no contributiva correspondiente. Tendrás que cubrirlo y seguir los pasos que allí te indiquen para formalizar tu solicitud. Si quieres obtener más información sobre este proceso o sobre las oficinas del Imserso en tu comunidad, puedes acceder a su página web oficial.

Si quieres leer más noticias como Cómo se pide la solicitud de pensión no contributiva, te recomendamos que entres en la categoría de Parados.


WhatsApp QuéNecesitoPara

Compartir
WhatsApp