Qué necesito para ser feliz


Qué necesito para ser feliz

Ser feliz es un objetivo que todos queremos alcanzar en la vida, aunque cada uno tenemos una idea diferente de lo que supone y cómo se puede conseguir. Es muy sencillo pensar en la felicidad como un resultado, pero ser feliz y sentirnos bien debe ser un camino completo, puesto que es la clave esencial para mantener un estilo de vida saludable. Sin embargo, a pesar de que, en algunas ocasiones, las circunstancias no resulten favorables, sí es cierto que podemos poner en práctica ciertas acciones concretas para ser felices.

Trucos para ser feliz

El camino para encontrar la plena felicidad no es una tarea sencilla, e incluso, es posible que muchas personas no lleguen nunca a saber en qué consiste. Sin embargo, existen ciertos consejos que te pueden ayudar a conseguir, al menos, parcialmente, esta meta. Algunos de los más habituales son los siguientes:

Meditar: tan solo necesitas cinco minutos al día para realizar ejercicios de respiración y meditación, reduciendo de este modo tu nivel de estrés y favoreciendo el desarrollo de tu sistema inmune. Está comprobado, a través de diferentes estudios científicos, que, durante los minutos inmediatamente posteriores a haber meditado, se experimenta un sentimiento pleno de calma y satisfacción.

Tener algún objetivo o aspiración a medio plazo: tener un plan agradable marcado en el calendario, sin que suponga un gran despliegue económico, incluso si es a un mes o un año vista, te ayudará a mejorar tu positividad y ser feliz, sobre todo, al recordar que tienes algo previsto en el tiempo.

Ser amable y cercano: este punto no hace referencia a la simpatía como cualidad de tu personalidad, sino a realizar diferentes actos de amabilidad siendo consciente de ello. En este sentido, cualquier acto de altruismo con un desconocido, sin esperar nada a cambio, te ayudará a reducir la tensión de tu día a día, mejorando notablemente tu salud mental.

Disfrutar de tiempo libre: dedica una parte de tu día a tus aficiones y a aquellas acciones que te reconforten y te hagan sentir bien. Por ejemplo, realizar actividades al aire libre, en solitario o en la compañía que elijas, te ayudará a mejorar tu capacidad de memoria y tu concentración en el trabajo.

Practicar algún deporte: como en los casos anteriores, también está demostrado que las personas que llevan a cabo diferentes rutinas de ejercicio físico aumentan exponencialmente sus índices de positividad, sin necesidad de recurrir a antidepresivos u otro tipo de fármacos, en caso de surgimiento de situaciones médicas complicadas.

Cómo ser feliz cada día

Ser feliz depende únicamente de ti. Nadie, salvo tú, puede comenzar a trabajar para alcanzar tus sueños, viviendo de la forma más alegre posible y creciendo como persona. En este sentido, puedes tomar nota de los siguientes cinco consejos para mejorar cada día en este aspecto:

Vive el presente: céntrate en el aquí y ahora, sin pensar en exceso en el futuro y mostrándote satisfecho con tu vida.

Busca la felicidad en tu interior: pensar que los demás son los únicos que pueden hacerte feliz es un grave error. Tienes que aprender a estar bien de forma independiente y tu entorno debe ser siempre un complemento a tu felicidad, nunca tu fuente principal.

Encuentra el lado positivo de las cosas: es importante que seas capaz de ver el vaso medio lleno. Toda en la vida tiene su parte de aprendizaje y es esencial que sepas valorarlo. En la vida, a veces se gana y otras se pierde.

Ponte metas: un buen ejercicio para ser felices es que seamos conscientes de los progresos que vamos alcanzando. Sin embargo, no te satures y ve poniéndote pequeñas metas, sin colapsarte.

Quiérete como eres: con tus aspectos positivos y negativos, con tus aciertos y tus fallos. Desde ya, deja de ser tu peor enemigo, ya que ser excesivamente crítico lo único que provocará es que tus niveles de autoestima caigan en picado.

Qué necesito para ser feliz 2

Cómo ser feliz: libro

La literatura también es una importante fuente de inspiración para obtener la felicidad. Es por ello que te mostramos algunos títulos de libros indispensables para aprender a ser feliz:

El arte de la felicidad (Dalai Lama y el psiquiatra Howard Cutler, en el siglo XIV)

Tropezar con la felicidad (Daniel Gilbert, profesor de Psicología de la Universidad de Hardvard)

Los dones de la imperfección (Brené Brown).

La felicidad te está esperando (Andrew Weil)

Felicidad: la ciencia tras la sonrisa (Daniel Nettle)

Cómo ser feliz solo

En la actualidad, estamos inmersos en una sociedad en la que se entiende que la mayor felicidad que una persona puede alcanzar es el hecho de estar en pareja, logrando así el amor eterno. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, puesto que la soltería presenta grandes beneficios para las personas que deciden estar solas y llevar a cabo su vida de forma individual.

Por ello, la felicidad no debe estar ligada a otra persona, sino que se trata de un crecimiento personal. En relación con este aspecto, existen algunos trucos que puedes aplicar si, al menos de momento, has decidido continuar con tu camino en solitario:

Escucha tu interior y conoce tus verdaderas necesidades, sabiendo qué es lo que te gusta y lo que no. De este modo, obtendrás un reflejo perfecto, muy detallado, de lo que eres.

Afianza tus aficiones y mejora la relación con tus amistades, encontrando el tiempo necesario para hacer aquello que te gusta junto a ellos. Nunca dejes de lado a las personas que te quieren de verdad y cuídalas como se merecen, tengas o no pareja.

Aprende a quererte, pensando en ti con la mayor prioridad, dándote el lugar que te corresponde. Esto no significa que tengas que convertirte en una persona introvertida y amargada, sino que es otra alternativa de vida que también puede llevarte a la felicidad.

Ser feliz en pareja

Las relaciones de pareja no siempre resultan sencillas. Es muy habitual que los problemas hagan acto de presencia, aunque si se afrontan en común y de forma madura, es muy probable que la relación salga fortalecida y más sólida que nunca. Entender esto es la esencia para poder llegar a ser feliz junto a otra persona, con un proyecto de vida conjunto.

Sin ninguna duda, ser feliz en pareja es posible, aunque existen una serie de condiciones que deben tener en cuenta para que los integrantes disfruten de una relación saludable. A continuación, te mostramos diferentes claves para ser feliz en pareja:

No olvides cuidar la relación. Al inicio de la relación, es normal que cada persona muestre su mejor cara, aunque con el paso del tiempo, los buenos gestos y los detalles suelen disminuir. Si quieres que la relación funcione, debes tener en cuenta que tu pareja tiene unas necesidades y debe sentirse querida.

Dedica tiempo a tu pareja. Ser feliz en pareja requiere organizar bien el tiempo para tener diferentes momentos a solas: sin interrupciones ni ocupaciones de diversa índole. Pasar tiempo de intimidad con la pareja es sinónimo de salud para la relación.

Mantén una visión realista. Todas las relaciones pasan por altibajos y debes ser consciente de ello para poder aportar soluciones. Las expectativas idílicas y poco realistas generan crispación y dificultan la consolidación de un proyecto común.

Ama desde la libertad. Ser feliz en pareja no es imposición, sino puntos de acuerdo en el diálogo. El respeto y la libertad deben formar parte imprescindible en los pilares de cualquier relación. Cuando una de las dos personas ejerce poder sobre la otra, la relación se transforma en algo tóxico.

Alcanza el equilibrio. Es muy probable que existen diferentes cosas de tu pareja que no te acaben de convencer del todo, pero también debes poner de tu parte para conseguir un punto intermedio de entendimiento. El equilibrio en las relaciones es muy necesario, unas veces aportarás tú y otras veces, la otra persona.

Comunícate. El diálogo contribuye a crear lazos de unión estables, posibilita que la gran mayoría de las situaciones difíciles se soluciones y las discusiones sean constructivas. Además, es muy importante porque permite que los miembros de la pareja expresen razonadamente todas sus necesidades. Ser feliz en pareja implica negociar, ceder y llegar a acuerdos.

Actúa con honestidad. En ocasiones, es complicado mostrarse de esta manera por miedo a que tu pareja no comparta el mismo punto de vista. Sin embargo, las personas valoramos la honestidad y ser vista como una persona sincera es siempre mucho mejor que ser catalogado de mentiroso. La mentira siempre se transforma en una pérdida de confianza directa.

Ser feliz después de los 40

Para muchas personas, cumplir 40 años supone el arranque de un nuevo proceso natural de la vida: el envejecimiento. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, puesto que aunque existan diversos cambios físicos en tu organismo, es perfectamente posible ser feliz después de los 40, viviendo esta nueva etapa con total plenitud y diversión.

En este sentido, te dejamos algunos consejos sencillos para que exprimas al máximo este periodo de tu vida, con madurez y la definición de objetivos:

Cuida tu salud y mantén unos hábitos alimentarios saludables. Además, completa esta fórmula perfecta con la realización regular de ejercicio, toma agua, intenta dormir entre 6 y 8 horas diarias y aprovecha este momento para dejar hábitos nocivos, como por ejemplo, fumar.

Ejercita tu mente. Mantén viva la curiosidad por querer saber más información a través de diferentes alternativas de la actualidad, como leer, consultar los periódicos diarios o realizar diferentes ejercicios de destreza mental.

Reconcíliate con tu pasado. Los rencores y los conflictos del ayer no te permitirán avanzar ni mantenerte en plena tranquilidad. Si te deshaces de esos sentimientos negativos, comenzarás una fructífera etapa en la que poder ser feliz al cien por cien.

Trabaja tus relaciones sociales. Es esencial y muy importantes que cuentes con un grupo de amigos y personas cercanas en el que te sientas comprendido, te distraigas, pases momentos agradables y de risas. En definitiva, contar con apoyos para los hechos trascendentales de tu vida.

Intenta mantener siempre una actitud positiva. El optimismo te hace más fuerte y se contagia entre las personas que mantienen cosas en común. Empieza a pensar que todo lo que nos sucede tiene un motivo, siendo una enseñanza para tu futuro. Como siempre se ha dicho, lo que no nos mata, nos hace salir reforzados.

Qué necesito para ser feliz 3

¿Qué es la felicidad en la Filosofía?

En líneas generales, la Filosofía concibe la felicidad como “el sumo bien o el bien objetivo al que tiende siempre el ser humano como ser racional”. En este sentido, esta definición variará considerablemente en función de lo que cada persona entienda como “sumo bien”, puesto que es algo relativo.

Por ejemplo, para Platón el hecho de ser feliz se encuentra en el movimiento tranquilo, que significa el cambio sereno d elas cosas, incluyendo todas aquellas que afectan a nuestro día a día. Además, este filósofo divide la felicidad en los tres tipos de alma que identifica: alma concupiscible (que incluye todos los deseos), alma irascible (en referencia a la valentía y la nobleza) y alma racional (con la sabiduría como principal virtud). Para que exista la felicidad, estas tres aspiraciones deben convivir en perfecta armonía.

Sin embargo, Aristóteles rechaza todo lo desarrollado por Platón y establece que felicidad, placer y bien son siempre la misma cosa. Por tanto, para él, la felicidad deriva de la “actividad persona”, es decir, de aquello que haga o lleve a cabo la propia persona.

Por otro lado, Epicuro cree la mejor manera de conseguir ser feliz es a través de la satisfacción de los placeres. Eso sí, el placer no se tiene en cuenta de forma desmedida, sino como la satisfacción plena de las necesidades humanas. Por ello, apuesta por necesidades sencillas que procuren placeres sencillos y fáciles de satisfacer.

Siguiendo esta idea, puesto que la felicidad depende del placer satisfecho, lo más prudente y adecuado es buscar placeres sencillos. Como serán más fáciles de alcanzar, estarán directamente relacionados con la serenidad y se evitará la ansiedad de no obtener lo que se desea.

Frases para ser feliz

Por último, te dejamos una breve selección que incluye algunos pensamientos inspiradores y pequeñas frases para ser feliz. El objetivo es que comiences a crear tu propia felicidad y a reflexionar con la ayuda de las siguientes citas:

La felicidad no es algo ya hecho. Viene de tus propias acciones (Anónimo)

Si pasas la vida entera esperando a que amaine la tormenta, nunca podrás tomar el sol (Morris West)

Los grandes elementos esenciales para la felicidad en esta vida son algo que hacer, algo que amar y algo que esperar (George Washington)

Para ser verdaderamente feliz, un hombre debe vivir absolutamente el presente (Anónimo)

La risa es un veneno para el miedo (George RR Martin)

Ser feliz no significa que todo sea perfecto. Significa que has decidido ver más allá de las imperfecciones (Anónimo)

La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos (Anónimo)

La única manera de encontrar la verdadera felicidad es arriesgarse a ser completamente abierto (Chuck Palahniuk)

Simple como un vaso de chocolate o tortuoso como el corazón. Amargo. Dulce. Viva la felicidad (Joanne Harris)

Si quieres leer más noticias como Qué necesito para ser feliz, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

WhatsApp QuéNecesitoPara

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies